Emma Ramos - Finanzas Públicas
CCAA, financiación autonómica

EL RETO DE UNA NUEVA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

El reto de una nueva financiación autonómica es uno de los múltiples artículos que estas semanas leemos y escuchamos en los distintos medios de comunicación. En Expansión acabo de publicar el artículo que a continuación reproduzco.

El Consejo de Ministros ha reconocido, conforme a lo planteado en la Conferencia de Expertos, que la necesidad de expertos es en esta área fundamental. Por ello, las distintas Comunidades Autónomas han nombrado a sus expertos. Las Entidades Locales, en lo que a su financiación se refiere también requieren nombramientos especializados en la matera y así se ha hecho. Son dos Comisiones de Expertos las que se han puesto en “marcha” con el fin de actualizar ambos sistemas de financiación.

“La Conferencia de Presidentes Autonómicos, celebrada el 17 de enero ha sido un éxito, aunque incipiente en sus resultados.

Emma Ramos - Finanzas Públicas

Una buena parte de los comparecientes de uno u otro signo político quedaron relativamente satisfechos con el modus operandi de la Conferencia de Presidentes Autonómicos del pasado mes de enero.

Es el principio de un gran avance en el proceso de cooperación y negociación, entre las distintas comunidades autónomas en el que se ha de asentar en todos los territorios de España para garantizar la sostenibilidad del Estado del Bienestar.

Para ello se han de establecer objetivos, acuerdos entre las partes, e indicadores que serán, posteriormente, evaluados. Esto permitirá analizar el grado de cumplimiento alcanzado, evitando así que se convierta en un mero museo de cera.

En su última reunión se dio un paso relevante en la consolidación de los servicios públicos esenciales, a través de la propuesta de diseño de políticas activas de empleo, de un pacto por y para la educación, de la ley de garantía de la unidad de mercado, del diseño de mecanismos de protección al consumidor vulnerable de energía eléctrica, del reto demográfico y de la tan añorada reforma de la financiación autonómica.

Un doble reforma

Es esencial avanzar en el sistema de financiación territorial que englobaría una doble reforma: la del sistema de financiación de las Entidades Locales (EELL) y la de las CCAA. Tratará de velar por el cumplimiento de los principios de solidaridad, suficiencia, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal interregional. Garantizará, además, el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos, en relación con el coste efectivo de su prestación y en condiciones de igualdad.

El problema demográfico del país es especialmente impactante en las comunidades donde la dispersión geográfica y el envejecimiento son sus signos de referencia, tales como Castilla y León o Asturias, que ocupan una posición destacada en estos parámetros, variables a la que se unen otras como la prestación de servicios públicos ligados a la dependencia y a la sanidad con su consiguiente volumen en términos de gasto.

Aunque los temas traten de parcelarse fruto de su gran envergadura, sería más conveniente ser capaces de tener una visión global que permita compaginar la reforma de la financiación con el diseño de reglas fiscales coherentes entre sí, y el avance hacia un mercado de la deuda que podamos abandonar “paso a paso”.

Abordar la financiación extraordinaria

No podemos perder la perspectiva de dónde venimos y hacia dónde vamos. Si perseguimos cumplir los criterios de déficit y deuda pública, así como la regla de gasto, hemos de ser capaces de reconocer que los mecanismos de financiación extraordinaria suministrados por el Estado a las CCAA y a los EELL no pueden configurarse como un “colchón salvavidas” al que agarrarnos de por vida.

Ocuparon y ocupan un papel fundamental en la historia económica del país, en la medida que coadyuvaron a evitar la pseudoquiebra de diferentes administraciones territoriales y a que numerosos autónomos y pymes no tuviesen que cerrar sus negocios. Pero su desaparición paulatina debe ser un hecho y su concesión debe ser meramente puntual y efectivamente extraordinaria.

Hay que promover la transparencia también en este ámbito de la financiación, pues nos hallamos ante un sistema turbio. La pluralidad de fondos existentes dificultaba y dificulta la consecución del objetivo para el que nacía. Quizás el diseño de un fondo único más redistributivo y que tenga en cuenta la territorialidad, la población y los costes efectivos de la prestación de los servicios públicos, constituiría una mejora en el sistema.

Definir los costes reales

Es necesario definir los costes efectivos y mediante indicadores realistas valorar las necesidades educativas, sanitarias y sociales de la sociedad, por poner algunos ejemplos, para lograr que la financiación deje de ser incondicionada y se dirija hacia las necesidades reales de todos los ciudadanos.

Evitemos que se produzca como ocurre con el mal llamado céntimo sanitario en aquellas CCAA que lo tienen, que no es ni céntimo ni sanitario, dada la ausencia de un modelo de Gastos con Financiación Afectada en estas Administraciones Territoriales.

En los últimos tiempos subyacen serias dudas en relación con la puesta en práctica de un nuevo modelo de financiación autonómica por la dificultad que entraña. Este sistema no puede ser incrementalista en sí mismo, sino que debe reflejar las disparidades económicas, la demografía y su problemática, así como la necesidad de valorar los costes efectivos de la prestación de los servicios públicos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s