Emma Ramos - Finanzas Públicas
CCAA, Economía, Fiscalidad, Presupuesto

LA FISCALIDAD ¿LA REINA DE LOS PRESUPUESTOS?

Hace unos días me publicaban en Expansión LA FISCALIDAD ¿LA REINA DE LOS PRESUPUESTOS? un breve recopilatorio comparativo de los tipos de gravamen aplicable en los distintos tributos cedidos exitentes en las distintas Comunidades Autónomas.

Las políticas presupuestarias y fiscales están intrínsecamente ligadas entre sí.

Un presupuesto con sus dos pilares -ingresos y gastos públicos- ha de mantenerse equilibrado. Es más, el control del déficit público es esencial para evitar una multa a nuestro país y que nos penalicen con la congelación de los fondos europeos.

Por tanto, para la consecución de este objetivo hemos de avanzar hacia la reducción del gasto público, la mejora en los ingresos públicos o una perfecta combinación de ambas medidas. Queda patente en esta ecuación que la política fiscal es esencial, si bien no debemos olvidar la dificultad que esta medida entraña, fruto de la diversidad fiscal que existe entre las comunidades uutónomas.

La falta de homogeneidad en materia tributaria es manifiesta en el ámbito de los impuestos cedidos. Esta ausencia de armonización fiscal, lícita en el ámbito de las competencias normativas autonómicas, conduce al éxodo fiscal de personas físicas y jurídicas en múltiples ocasiones hacia aquellas regiones que les son más favorables económicamente.

En el tramo autonómico del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), comunidades autónomas como Andalucía y el Principado de Asturias ocupan el podium central con una horquilla de tipos marginales que oscila entre el 7,65%-36,5%.

Canarias, sin embargo, es la mejor comunidad para heredar al tener una bonificación tanto para sucesiones como donaciones del 99,9%; seguida de Madrid, con un 99%.

Por su parte, el mal llamado “error de salto” ha sido corregido en Andalucía, pero sigue vigente para la región del norte de España con mayor ISD, de forma que hasta los 150.000 heredados, no se tributa; si bien, si un sujeto recibe 150.001 le supondrán tener que tributar por la totalidad del patrimonio y no sólo por ese euro adicional. Este tributo ha sido y es puesto en entredicho por la empresa familiar que se ve seriamente afectada por el mismo.

El hecho de que el 10% de las herencias se rechacen refleja la existencia de un problema en el trato fiscal, según palabras del presidente de CEOE, Juan Rosell.

No debemos ni podemos olvidar la ligazón que entre este tributo y el Impuesto sobre Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana existe, coloquialmente denominado como plusvalía municipal.

En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el tramo autonómico conduce a Cataluña, Andalucía y a Asturias a colocarse en los “top ten” de la tributación con tipos máximos totales que ascienden al 48%.

En Aragón y Baleares se ha producido un incremento del tipo máximo desde el 21,5% al 25% y en Cantabria de 22,5% a 25,5%. Por su parte, Andalucía, Castilla-León y La Rioja redujeron la cuota que van a tener que pagar todas las rentas.

Extremadura ocupa la primera posición en el Impuesto sobre el Patrimonio, seguida por Andalucía y Asturias. La mayor ventaja la tienen los patrimonios de Madrid, con una bonificación del 100%; produciéndose incrementos impositivos en Baleares, Comunidad Valenciana y Navarra.

Y en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Extremadura y Baleares se sitúan en la cúspide de los tipos más elevados, seguidas de Andalucía y Asturias.

En definitiva, Asturias y Cantabria ocupan los primeros niveles en materia de presión fiscal, con prácticamente un 41% y un 40%, respectivamente. Por su parte, Navarra alcanza el 31% y Madrid, prácticamente, un 33%.

El mayor esfuerzo fiscal se presenta en Extremadura (0,36%) y Andalucía (0,33%); en País Vasco y Navarra el menor esfuerzo fiscal es palpable.

Las autonomías deben de adoptar una política de control del gasto público, eliminando aquel que sea superfluo y manteniendo el de los servicios sociales, para evitar caer en una situación de unos gastos superiores a los ingresos y desequilibrar nuestra ecuación. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s