Sentencia, Unión Europea

LA ESTIBA, UN PROBLEMA QUE DEBE RESOLVERSE CON AGILIDAD

El post de hoy lo dedicamos a un tema tan candente como es la la estiba, un problema que debe resolverse con agilidad. Este artículo que, a continuación se detalla, se publicó en Expansión el 1 de marzo.

Actualmente los dos primeros días de huelga han quedado en suspenso, tras la falta de acuerdo que, en principio existe, entre los Grupos Parlamentarios que no se deciden a convalidar el Real Decreto Ley. Si bien, el proceso de negociación permanece abierto entre la patronal y los sindicatos.

san-juan-de-nieva

“El mundo, en términos generales, se encuentra desorientado. No quiero ser catastrofista, pero la realidad que nos rodea es complicada.

Recordemos las promesas proteccionistas y la postura contraria a los Tratados de Libre Comercio del nuevo Presidente de EEUU, Donald Trump; o el Brexit amenazando la Unión Europea.

En Italia, tras la dimisión de Matteo Renzi se desestabiliza su partido, el Gobierno y el país al completo. Estancamiento económico, crisis en algunas de sus entidades bancarias e irrupción del euroescepticismo, son algunas de sus notas características.

Marine Le Pen, en Francia, es otra de las amenazas que se dejan sentir en la UE, con propuestas encaminadas a aprobar un “Frexit”. Estas y otras cuestiones complican el mercado en el que nos movemos.

En España, un hecho adicional: la problemática de la estiba perjudica nuestra economía, en términos globales. Por nuestros puertos circula el 86% de las importaciones y el 60% de las exportaciones totales; lo que afecta a más de 150.000 empleos directos e indirectos. Los datos son inexorables: representan el 1,1% del PIB nacional y el 20% del PIB del transporte.

La situación actual muestra cómo algunos armadores y navieras comienzan a buscar terminales competitivos y puertos vecinos en los que atracar sus barcos y descargar sus productos para proceder a su comercialización; gestionándose unos 480 millones de toneladas al año de mercancías. Los puertos de Portugal, del sur de Francia o Italia son algunos de los destinos más atractivos que, le puede suponer a la economía española un freno.

Si bien, la situación es clara y evidente. La justicia ha hablado al más alto nivel. La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, del 11 de diciembre de 2014, recaída en el asunto C-576/13, condenó al Reino de España por considerar que aspectos relevantes de la regulación de la estiba en la legislación española de puertos eran contrarios al Tratado de la Unión Europea. Este hecho repercutirá sobre más de 6.100 estibadores.

Dos años de profundas negociaciones por parte del Gobierno de España con el sector han conducido a la definitiva aprobación del Real Decreto Ley 4/2017, de 24 de febrero, por el que se modifica el régimen de los trabajadores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías.

Esta norma, publicada en el BOE, requiere una convalidación en el plazo de 30 días en el Congreso de los Diputados, por los distintos Grupos Parlamentarios. En caso contrario, sería la primera ocasión en la que España incumpliría un Tratado de la Unión Europea.

No debemos olvidar el monto total de las pérdidas económicas, no sólo provocadas por los buques que van a dejar de atracar en los puertos de nuestro país, sino también por la sanción que Bruselas puede imponernos de no cumplir con su Sentencia.

De hecho, ya se deben unos 21,5 millones de euros de multa, pudiendo ampliarse hasta los 134.000 por cada día que se incumpla una posible segunda Sentencia condenatoria.

El objetivo fundamental de la UE no es otro que avanzar en la liberalización de un sector monopolizado, logrando así su flexibilización y la libertad de establecimiento de empresas, sin necesidad de participar obligatoriamente en el capital de Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep), de forma que se puedan contratar libremente a los trabajadores.

La huelga de los estibadores no está desconvocada y el problema está servido. El tráfico portuario se va a ver mermado y la situación viene a traernos a la mente los problemas acontecidos con la última huelga de controladores aéreos. Si bien, aún existe margen de maniobra, entre el Gobierno de España y este sector, para adaptar los convenios colectivos. En caso contrario, la marca España se va a volver a ver deteriorada al cumplir la legalidad vigente.”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s